El 19 de octubre de 2007, justo en el principio de la crisis, abrimos nuestra primera tienda en el Mercat Central de Valencia. Pedro Carrasco Ponce, deja su trabajo de informático en Valencia para embarcarse en la aventura de iniciar un negocio en el Mercat Central. Trayendo todas las semanas los frutos secos recién tostados de nuestra fábrica, primero en su coche y ahora en la furgoneta. Seleccionando lo mejor que ha ido encontrando en otros frutos secos, ecológicos, buscando proximidad y sobre todo ofrenciendo la máxima calidad.

La elección del Mercat Central fue fácil, es el sitio de Valencia donde se puede encontrar lo mejor en alimentación, los mejores profesionales y el producto más fresco, por lo tanto, teníamos que estar ahí ofreciendo lo mejor de nosotros.