Tras 11 años, nos mudamos al pasillo central. Nos salió la oportunidad y no lo dudamos, ahí es más fácil encontrarnos y además reformamos la tienda para adecuarla a la forma que queremos presentar nuestros frutos secos. Nos hemos centrado en lo que más dominamos, quitando algunos productos que antes ofrecíamos y seguimos en nuestra línea de ofrecer la mejor calidad y sobre todo, siempre que podemos, proximidad y ecológico o sostenible.

Seguimos buscando siempre lo mejor, trayendo el producto recién tostado y fresco, atendiendo y ayudando al cliente con nuestra mejor disposición.